?

Log in

No account? Create an account
 
 
02 March 2011 @ 08:21 pm
Con ojo crítico  
»Fandom: Hetalia Axis Powers/World Series

»Tipo: Conjunto de drabbles

»Disclaimer: Todos los personajes son propiedad de Himaruya Hidekaz.

»Claimer: La historia si es mía, por lo que por favor no la publiquen en ningún sitio (blog, metroflog, web, livejournal, foro, etc) sin mi consentimiento.

»Summary: 'Los aliados' era un término muy general, y sus miembros, por separado, tenían historias propias que contar.

»Note: ajá aph de nuevo porque todavía estoy acostumbrándome a escribir de este fandom y hasta me encanta. (espero seguir así).
capítulo 1. china. viñeta (porque contiene más de 500 palabras = no es drabble)


&.

01. china
panda!

En realidad, si te ponías a pensarlo bien, China realmente era un país increíble. Y destacaba mucho entre los aliados.
Para empezar, su edad era ciertamente muy avanzada en comparación con la mayoría de los países miembros. Y su tamaño considerable (aunque nadie podía superar a Rusia, a pesar de que él parecía estar lejos de satisfecho ya que daba todo por poseer al asiático del que hablamos, incluso se disfrazaba de panda -y vamos, eso es mucho-).
Superaba a los otros también en la cantidad de países que fueron influenciados por su cultura y que en algún momento estuvieron bajo su tutela.
(Era, sin ninguna duda, todo un ejemplo de 'madre' y estaba tan atareado como una. Y definitivamente sufrió el distanciamiento de sus 'hijos' con el dolor de una madre.
Menos con Korea que evidentemente no comprendía los indirectas. Mal asunto).
Por otro lado, también era conocido por su buena comida y también por la gran importancia que le daba (que más daba otra reunión de los aliados, ¡todavía no había comido! Eso era algo prioritario para preocuparse. Abran los ojos). Claro, había algunos que le sacaban provecho a eso, como Inglaterra, que, después de haberse deleitado con su humillación al vencerlo en esa maldita guerra del Opio, había decidido al fin dejar de auto-intoxicarse con eso que se atrevía a llamar 'comida', lo obligaba a cocinarle hasta en las horas más insospechadas. Francia no tan seguido ya que era capaz de cocinarse a sí mismo tranquilamente, sabiendo que eso no le causaría raros efectos a su organismo ni al de cualquiera.
Luego estaba su obsesión por las cosas tiernas que te hacen soltar un "aw~" inconsciente. Como sus pandas (sus muy sagrados y compañeros pandas).
O aquel regalo de parte de Japón: esa gatita blanca sin boca llamada Kitty. Una de las mejores cosas que tendría jamás y algo así como una (no muy) secreta obsesión. Esto mismo lo llevaría a conocer a Shinnatty-chan, que era uno de los amigos más leales que poseía y lo hacía sentirse menos solitario.
Porque, obviamente, había momentos en que podía sentir la soledad ahí, escondida pero asomándose por períodos de tiempo incalculables. Pero China no era de los que simplemente dejan que la tristeza los consuma, por lo que tenía varios trucos infalibles para subirse el ánimo.
(Como construir una nueva casa de campo en una isla inhóspita, hacer una visita rápida a Japón o tratar de emprender un 'negocio simplemente perfecto' con él, hablar con su amigo panda o con Shinnatty-chan, rebelarse contra Inglaterra, descubrir nuevas y adorables especies de animales y muchas más cosas que servirían para relajarlo y hacerlo olvidar de que por un segundo se sintió solo).
En conclusión, China era una nación ciertamente fascinante y merecía ser conocido individualmente y no tan solo como otro bloque más de los aliados.
Satisfecho con esto, China se dirigió nuevamente hacia su hogar, feliz y listo para cenar. Con una alegre sonrisa y ánimos renovados abrió la puerta de su casa para encontrarse con la visión más inesperada y shockeante de sus miles de años de vida: Rusia esperándolo dentro de la forma más natural y a la vez descolocada que podría imaginar.
—Llegas justo para cenar. Traté de preparar algo pero no me quedó tan bien como pensaba. Korukoru.
Ah sí, también tenía estos momentos.
(¡Pelea, China, pelea!)
Aunque después de tantos años de peleas, guerras, tratados de paz, problemas internos y externos, a nivel nacional o internacional, Yao creía que era capaz de enfrentar cualquier cosa.
Le convenía que fuera así...
 
 
 
rozenannrozenann on March 12th, 2011 08:22 pm (UTC)
Awww, ¡que lindo! Te quedó bello, mujer D:
Sin duda China es remarcable :3

Espero leer sobre los demás países :3 Eh, imagino que no ignorarás a Canadá, ¿o sí? (LOL, ¿Quién?)
Midorimidoris_art on April 16th, 2011 01:11 am (UTC)
(Canada dayo..)
Pronto escribiré sobre los otros países, sólo necesito un ataque de inspiración.
Claro que no ignoraré al pobre Matthew, sería muy cruel de mi parte xD
Me alegro de que te haya gustado! :D
Espero que las partes venideras te agraden igualmente~
Gracias por tu comentario